Los pendientes, el collar y la pulsera para un vestido azul marino son decisivos para conseguir ese look deseado que destaque con nuestro estilo.

El azul marino está asociado con la elegancia y la armonía, y es uno de esos colores que nunca pasan de moda. A continuación te detallamos varias opciones que pueden combinar a la perfección:

Pendientes con tonos dorados y plateados.

Combinan a la perfección con un vestido azul marino, ya que aporta un toque brillante y glamouroso. Eso si, esta opción es más apropiada para eventos más formales o para noche.

Si prefieres un toque más sutil opta por pendientes más pequeños con pulsera a juego para dar un toque de brillo sencillo y acertado.

Collares con tonos rosa palo.

Las joyas con piedras en rosa suave aportan una pincelada femenina y romántica que combinan fenomenal con un vestido azul marino. Unos pendientes pequeños con piedras en rosa suave con collar a juego y tendrás un nuevo look ideal.

Pulseras con tonos rojos vivos.

El rojo siempre es un color atrevido, es el color de la pasión. Por tanto, el contraste con el azul "más correcto" es fantástico.  Prueba con unos pendientes con piedras circonita en color rojo rubí pequeños con pulsera a juego y conseguirás un toque sutil.

Pendientes con tonos negros.

La combinación de un vestido azul marino con joyas de plata con piedras de color negro es absolutamente espectacular, muy adecuado para eventos formales y aportarán un plus de estilo inigualable.